Digilab presenta los resultados de la encuesta: “El consumo de información durante el confinamiento por el coronavirus”
14.04.2020

El grupo de investigación Digilab: Media, Strategy and Regulation, ha presentado los resultados de la investigación sobre los cambios en el consumo informativo durante el confinamiento: “Medios, desinformación y memes”, es el resumen de sus resultados.


La crisis del coronavirus ha provocado que el 78% de los ciudadanos se informe más que antes de la pandemia: el 90% de los ciudadanos se informa al menos una vez al día, y el 52% lo hace tres o más veces al día, cuando antes de la crisis sólo lo hacía el 28%. Estos datos son parte de los resultados de la investigación sobre los cambios en el consumo informativo realizada por el grupo de investigación Digilab, entre el 3 y el 10 de abril con una muestra de 1.220 personas de todo el Estado español.

Los medios, refugio informativo en tiempos de pandemia

La excepcionalidad de la situación actual ha creado la necesidad de estar permanentemente informado, sin embargo al 42,7% de los ciudadanos eso les genera angustia o estrés, lo que indica que conviven la necesidad de estar informado y una cierta fatiga por la sobreabundancia de noticias sobre el tema.

La ciudadanía mantiene una actitud crítica con la información que proporcionan los medios. Aunque hay casi un empate entre quienes aprueban y desaprueban la información recibida, el 77,4% afirma que los medios están condicionados o muy condicionados por su línea editorial en el tratamiento informativo de la pandemia, y el 44,6% indica que los medios están tratando esta información de forma sensacionalista y generando una alarma social innecesaria.

De la encuesta se desprende que la ciudadanía tiende a refugiarse en los medios conocidos. Los periódicos digitales (38,3%) y los informativos de televisión (33,9%) son la primera opción para informarse. Entre los últimos, los de las televisiones públicas son los que merecen mayor confianza. 

“Ahora me subscribo”

Otro dato sugiere la necesidad de contar con medios de confianza que orienten en la vorágine informativa: el 6,1% de los encuestados se han suscrito a algún medio digital durante el confinamiento, un dato significativo en un país poco predispuesto a pagar por la información.

El 52% de la ciudadanía acude directamente a la web del medio que le interesa, perdiendo peso el acceso a los medios a través de las redes sociales y Google (38,1%), una vía más frecuente en  circunstancias normales.            

Alerta ante las fake-news

El 80,3% dice haber recibido noticias falsas o de veracidad dudosa sobre la pandemia, que proceden mayoritariamente de las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea (64,3%) . En ese sentido, WhatsApp es la principal puerta de entrada de las noticias falsas.

El 73,5% de las personas encuestadas dice comprobar las noticias falsas, aunque sea sólo de las noticias que le interesa. Los medios aparecen como vacuna contra los bulos, ya que son la segunda vía utilizada, detrás de Google, mientras que los sistemas de comprobación (fact checkers) son utilizados sólo por el 10%.

En este contexto de crisis, las redes sociales, aunque se convierten en vías de distribución de noticias falsas, emergen, también, como una válvula de escape de la ciudadanía, que las utiliza antes como forma de diversión que como vía informativa. El 71% de los ciudadanos afirma haber compartido algún meme sobre la crisis del coronavirus, sobre todo a través de WhatsApp: el 69% dice hacerlo por diversión y sólo el 13,7% para “dar mi punto de vista” sobre la pandemia.

enlightenedEl Digilab tiene una amplia experiencia de investigación nacional e internacional sobre el impacto de la tecnología en la información y en los medios de comunicación. Ha realizado investigaciones para Facebook/WhatsApp, la Comisión Europea, Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, Generalitat de Catalunya, entre otros.