politica-de-proteccion-de-datos

Política de protección de datos de carácter personal

La Fundación Blanquerna, en el desarrollo de sus actividades, trata datos personales y compliendo el Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016) y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales. Resumimos seguidamente los criterios que se siguen.

¿Quién es el responsable del tratamiento de los datos personales?

El Responsable del tratamiento de los datos es la Fundación Blanquerna, con domicilio en Passeig de Sant Gervasi, 47 de Barcelona (CP08022), CIF R5800622B, tel. 932 53 30 00, info@blanquerna.url.edu, inscrita en el Registro de Entidades Religiosas, con número de registro 000286 (103/SE/F).

La Fundación Blanquerna es un centro de educación superior integrante de la Universidad Ramon Llull Fundación.  

¿Qué función tiene el Delegado de Protección de Datos?

El Delegado de Protección de Datos (DPD) es la persona que supervisa el cumplimiento de nuestra política de protección de datos, velando para que se traten adecuadamente y se protejan los derechos de las personas. Entre sus funciones figura la de atender cualquier duda, sugerencia, queja o reclamación de las personas de las cuales se traten datos. Se puede contactar con el Delegado de Protección de Datos dirigiéndose por escrito a nuestra dirección postal y teléfono o directamente al correo electrónico dpd@blanquerna.url.edu.  

¿Con qué finalidades tratamos los datos?

Tratamos los datos personales pensando en todo momento en los derechos de las personas y siempre de manera proporcional. Esto quiere decir que tratamos en cada caso los datos adecuados, pertinentes y limitados al cumplimiento de las finalidades explícitas que motivaron la obtención. En algunos casos se piden más datos, por ejemplo para conocer opiniones o valoraciones de nuestros servicios. En este caso, las respuestas se tratan estadísticamente y de forma disociada de los datos identificativos de la persona que contesta.

La Fundación Blanquerna trata los datos personales principalmente para prestar servicios académicos, para informar de nuestras actividades y servicios y para el desarrollo de relaciones comerciales con nuestros proveedores. Enumeramos seguidamente las principales finalidades. 

Gestión académica. La Fundación Blanquerna registra los datos de las personas que se preinscriben y posteriormente formalizan la matrícula, a fin y efecto de dejar constancia y, en base a eso, prestar los servicios educativos de educación superior. Los datos aportados y los que resultan de la actividad académica permiten hacer un seguimiento y sirven de base para la evaluación. La gestión del expediente académico del alumno es el tratamiento de datos más relevante. Los datos de los alumnos se utilizan también con finalidades de gestión administrativa, para identificarlos como usuarios de los servicios de la Universidad, hacer posible el acceso a esos servicios, enviar información de su interés, tramitar y expedir los títulos y, finalmente, hacer el seguimiento de la inserción laboral.

Selección de personal. Recogemos y custodiamos los currículum vitae que nos dirigen a personas interesadas en trabajar con nosotros y tratamos también datos personales en el desarrollo de los procesos de selección de personal, con la finalidad de analizar la adecuación del perfil de los candidatos en función de los lugares vacantes o de nueva creación. Nuestro criterio es conservar durante un plazo máximo de un año también los datos de las personas que no acaben siendo contratadas, por si a corto plazo se produce una nueva vacante o nuevo puesto de trabajo. No obstante, en este último caso, eliminamos inmediatamente los datos si la persona interesada lo pide.

Información de actividades y servicios. Con la autorización explícita de cada alumno, una vez finalizados los estudios utilizamos sus datos de contacto para enviar información de nuestros servicios y actividades.

Gestión de los datos de nuestros proveedores. Registramos y tratamos los datos de los proveedores de quienes obtenemos servicios o bienes. Pueden ser los datos de personas que actúan como autónomos y también datos de representantes de personas jurídicas. Obtenemos los datos imprescindibles para mantener la relación comercial, los destinamos únicamente para esta finalidad y hacemos el uso propio de esta clase de relación.

Videovigilancia. En el acceso a nuestras instalaciones se informa, cuando es el caso, de la existencia de cámaras de vidiovigilancia mediante los carteles homologados. Las cámaras registran imágenes solo en los puntos en los cuales está justificado para garantizar la seguridad de los bienes y de las personas y las imágenes se utilizan únicamente con esta finalidad.

Usuarios de nuestra web. El sistema de navegación y el software que posibilita el funcionamiento de nuestra web recogen los datos que ordinariamente se generan en el uso de los protocolos de Internet. En esta categoría de datos se encuentran, entre otros, la dirección IP o nombre del dominio del ordenador utilizado por la persona que se conecta al sitio web. Esta información no se asocia a personas usuarias concretas y se utiliza con la exclusiva finalidad de obtener información estadística sobre el uso del sitio web. Nuestra no web utiliza cookies que permitan la identificación de personas físicas concretas, usuarias del sitio. El uso de las cookies se reserva para recoger información técnica para facilitar la accesibilidad y el uso eficiente del sitio. Nuestra web utiliza cookies que facilitan la navegación y nos proporcionan información sobre nuestros usuarios y sus intereses. Según su navegador, a continuación puede acceder a las instrucciones para eliminar las cookies:

Para Firefox.
Para Chrome.
Para Explorer.
Para Safari.
Para Safari (IOS).
Para Opera.

Canales de obtención de datos. Obtenemos datos mediante relaciones presenciales y otros canales como la recepción de correos electrónicos y llamadas telefónicas. En todos los casos los datos se destinan únicamente a las finalidades explícitas que justifican la recogida y tratamiento.

¿Cómo obtenemos los datos?

En la mayoría de los casos los datos provienen directamente de los interesados, y los obtenemos principalmente a través de los formularios preparados para tal efecto. Una fuente importante de información la obtenemos en jornadas de puertas abiertas, en las sesiones informativas que efectuamos en centros educativos y por medio de la participación en ferias donde presentamos nuestra oferta.
En el desarrollo de la relación con los alumnos, con los docentes y con los proveedores de servicios se generan otros datos que se incorporan a los sistemas de la Fundación Blanquerna.
Un volumen más limitado de datos puede provenir de administraciones públicas competentes en materia de educación superior o de otras instituciones académicas.

¿Cuál es la legitimación legal para el tratamiento de los datos?

Los tratamientos de datos que llevamos a cabo tienen diferentes fundamentos legales, según la naturaleza de cada tratamiento. Clasificamos los principales tratamientos de datos que efectuamos siguiendo las bases legales del artículo 6.1 del Reglamento General de Protección de Datos.

Para la prestación de servicios educativos. Una vez admitidos nuestros alumnos obtienen de la Fundación Blanquerna servicios educativos. La prestación de servicios al alumno constituye una relación de carácter contractual, con obligaciones de cada parta, el derecho a recibir una buena formación y el derecho y obligación de la fundación Blanquerna de tratar sus datos. Este tratamiento tiene su base legal en la Ley orgánica 6/2001, del 23 de diciembrede universidades, en la Ley 1/2003, del 19 de febrero, de universidades de Catalunya y en su normativa de desarrollo.

En cumplimiento de una relación pre-contractual. Es el caso de los datos de personas interesadas en la oferta docente de la Fundación Blanquerna. Por otros motivos pero con una legitimación similar, tratamos los datos de posibles clientes o proveedores con quienes tenemos relaciones previas a la formalización de una relación contractual. Es también el caso del tratamiento de personas que nos han hecho llegar sus currículum vitae o que participan en procesos selectivos.

En cumplimiento de una relación contractual. Es el caso de las relaciones con nuestros clientes y proveedores y todas las actuaciones y usos de los datos que estas relaciones comerciales comportan.

En cumplimiento de obligaciones legales. La prestación del servicio de educación superior determina que tengamos que cumplir diferentes normas que comportan tratamientos de datos. En este sentido, la Fundación Blanquerna comunica datos de sus alumnos a la Universitat Ramon Llull Fundación, para los trámites de reconocimiento y expedición de los títulos correspondientes a sus estudios impartidos. También es en cumplimiento de obligaciones legales (normativa fiscal) que comunicamos datos a la administración tributaria. Sería también en cumplimiento de obligaciones legales que comunicaríamos datos a órganos judiciales o a cuerpos y fuerzas de seguridad si lo requirieran.

En base al consentimiento. Cuando enviamos información de nuestras actividades o servicios utilizamos datos de contacto con el consentimiento explícito de la persona que la recibirá. También es en base al consentimiento que obtenemos datos de navegación de la persona que visita nuestra web, consentimiento que puede revocar en cualquier momento desinstalando las cookies.

Por interés legítimo. Las imágenes que obtenemos con las cámaras de videovigilancia se tratan por el interés legítimo de nuestra institución de preservar sus bienes e instalaciones. Nuestro interés legítimo justifica también el tratamiento de los datos que obtenemos de los formularios de contacto.

¿A quién se comunican los datos?

Como criterio general, únicamente comunicamos datos en cumplimientos de obligaciones legales. En los apartados precedentes hemos explicado las comunicaciones de datos de nuestros alumnos, necesarias para hacer posible la prestación la prestación de los servicios educativos, y de nuestros clientes y proveedores, en el desarrollo de las relaciones económicas y comerciales. Los datos de contacto de los alumnos pueden ser comunicadas a otras instituciones de nuestro grupo siempre que el alumno lo haya autorizado.

Se efectúan transferencias de datos fuera del ámbito de la Unión Europea (transferencia internacionales) para la gestión de la movilidad internacional de los alumnos y para responder a ofertas de trabajo de empresas no europeas. En ambos casos, el tratamiento se fundamenta en el consentimiento del alumno.

En un otros sentido, para determinadas tareas obtenemos los servicios de empresas o personas que nos aportan su experiencia y especialización, que en algunas ocasiones deben acceder a datos personales. En los términos del Reglamento General de Protección de Datos no se trata propiamente de una cesión de datos sino de un encargo de tratamiento. Únicamente se contratan servicios de empresas que garantizan el cumplimiento de esta normativa. En el momento de la contratación se formalizan sus obligaciones de confidencialidad y se hace un seguimiento de su actuación. Puede ser el caso de servicios de alojamiento de datos en servidores, de servicios de soporte informático o de asesorías jurídicas, contables o fiscales.

¿Cuánto tiempo conservamos los datos?

El tiempo de conservación de los datos viene determinado por diferentes factores. Incide en su conservación principalmente el hecho de que los datos sigan siendo necesarias para atender las finalidades para las que hayan sido recogidas en cada caso. En segundo lugar se conservan para hacer frente a posibles responsabilidades para el tratamiento de los datos por parte de Blanquerna, y para atender cualquier requerimiento de las administraciones públicas u órganos judiciales.

En consecuencia los datos se conservarán durante el tiempo necesario para preservar su valor legal o informativo y para acreditar el cumplimiento de las obligaciones legales, pero no por un período superior al necesario para los fines del tratamiento ("limitación del plazo de conservación "exigencia del Reglamento General de Protección de Datos). En el caso de la información que acredita la formación recibida por los alumnos los datos se conservan de forma permanente para preservar los derechos de estos alumnos.

En determinados casos, como el de los datos que figuran en la documentación contable y la facturación, la normativa fiscal obliga a conservarlas hasta que no prescriban las responsabilidades en esta materia. La normativa reguladora de las fundaciones especifica que algunos datos de naturaleza contable se conservarán diez años (cumplimiento de la Ley 10/2010, de 28 de abril).

En el caso de los datos que se tratan exclusivamente en base al consentimiento de la persona interesada, se conservan hasta que esta persona no revoca este consentimiento.

Finalmente, en el caso de las imágenes obtenidas por las cámaras de videovigilancia, se conservan como máximo durante un mes, si bien en el caso de incidentes que lo justifiquen se conservan el tiempo necesario para facilitar las actuaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad o de los órganos judiciales.

La normativa reguladora de la conservación de la documentación pública, y los dictámenes de las comisiones calificadoras, son un referente determinante en el momento de decidir la conservación o eliminación de los datos vinculados al ejercicio de servicios de interés público.

¿Qué derechos tienen las personas en relación con los datos que tratamos?

Tal como prevé el Reglamento General de Protección de Datos, las personas de quienes tratamos datos tienen los siguientes derechos:

A saber si se tratan. Cualquier persona tiene, en primer lugar, derecho a saber si tratamos sus datos, con independencia de si ha existido una relación previa.

A ser informado en la recogida. Cuando los datos personales se obtienen del propio interesado, en el momento de proporcionarles las debe tener información clara de las finalidades a las que se destinarán, de quién será el responsable del tratamiento y de los principales aspectos derivados de este tratamiento.

A acceder. Derecho muy amplio que incluye el de saber con precisión qué datos personales son objeto de tratamiento, cuál es la finalidad para la que se tratan, las comunicaciones a otras personas que se harán (en su caso) o el derecho a obtener copia o saber el plazo previsto de conservación.

A pedir su rectificación. Es el derecho a hacer rectificar los datos inexactos que sean objeto de tratamiento por parte nuestra.

A pedir su supresión. En determinadas circunstancias existe el derecho a pedir la supresión de los datos cuando, entre otros motivos, ya no sean necesarias para los fines para los que fueron recogidos y justificaron el tratamiento.

A pedir la limitación de su tratamiento. También en determinadas circunstancias se reconoce el derecho a pedir la limitación del tratamiento de los datos. En este caso dejarán de ser tratadas y solo se conservarán para el ejercicio o la defensa de reclamaciones, de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos.

En la portabilidad. Es el derecho a recibir los datos personales en un formato estructurado, de uso común, de lectura mecánica e interoperable, o a pedir que se transfieran de esta manera a otro responsable de tratamiento. Este derecho se reconoce cuando el interesado ha facilitado los datos personales dando el consentimiento o cuando el tratamiento es necesario para ejecutar un contrato. No se reconoce cuando el tratamiento tiene una base jurídica diferente del consentimiento o del contrato.

A oponerse a su tratamiento. Una persona puede aducir motivos relacionados con su situación particular, motivos que comportarán que dejen de tratarse sus datos en el grado o medida que pueda suponer un perjuicio, excepto por motivos legítimos o el ejercicio o defensa ante reclamaciones.

A no recibir información. Atendemos inmediatamente las peticiones de no seguir recibiendo información de nuestras actividades y servicios, cuando estos envíos se fundamentaban únicamente en el consentimiento de la persona que es receptora.

¿Cómo se pueden ejercer o defender los derechos?

Los derechos que acabamos de enumerar pueden ejercerse dirigiendo una solicitud a la Fundación Blanquerna a la dirección postal o en los demás datos de contacto indicados en el encabezado.

Si no se ha obtenido respuesta satisfactoria en el ejercicio de los derechos es posible presentar una reclamación ante la Autoridad Catalana de Protección de Datos, por medio de los formularios u otros canales accesibles desde su web (www.apd.cat).

En todos los casos, ya sea para presentar reclamaciones, pedir aclaraciones o hacer llegar sugerencias, es posible dirigirse al Delegado de Protección de Datos mediante mensaje de correo electrónico a la dirección dpd@blanquerna.url.edu.