Persona y educación: cuatro miradas a propósito de los 50 años de la declaración Gravissimum Educationis
Persona y Educación: Cuatro miradas a propósito de los 50 años de la declaración Gravissimum Educationis
02.11.2015

La Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y del Deporte Blanquerna organizó una sesión de formación, para docentes de los estudios de Magisterio, que giró entorno de la reflexión sobre Persona y Educación, a propósito del 50º aniversario de la declaración del Vaticano II sobre la educación, la Gravissimum educationis.

La sesión contó con las intervenciones de cuatro ponentes, los cuales aportaron diferentes miradas de la Declaración. La mirada teológica, a cargo del Dr. Andreu Ibarz; la filosófica, de la Dra. Anna Pagès; la antropológica, del Dr. Conrad Vilanou; y la pedagógica, del Dr. Marian Baqués.

La mirada teológica dio el disparo de salida. El Dr. Ibarz destacó la vigencia de la esencia del mensaje de la Gravissimum educationis y como el texto pretende hablar con el mundo actual. Lo ilustró en cinco aspectos clave:

  • La mirada, la comprensión, el análisis de los desafíos en clave de diálogo con el mundo.
  • La prioridad de la persona y su proyecto: la vocación.
  • El conglomerado de aportaciones antropológicas. Una educación integradora. La Iglesia con el mundo. Educación y esperanza.
  • La corresponsabilidad. Los protagonistas somos corresponsables porque la educación es una realidad superlativa.
  • Las actitudes de qué nos habla: la colaboración en sentido amplio y la autonomía. Ser conscientes, ser decisivos.

La siguiente intervención fue de la Dra. Anna Pagès, quien presentó, desde el punto filosófico, la diligencia y la vocación como valor específico de los maestros. Según Pagès, el maestro se ocupa y se preocupa de lo que corresponde y asume su propia acción haciendo que todo aquello que realiza, le importa y sea suyo.

El Dr. Conrad Vilanou, con una visión histórica de la antropología, destacó la maestría de Miquel Meler y su opción a la atención de los paralíticos cerebrales quien, sin olvidar la vertiente tecnológica, confirió a la pedagogía terapéutica una dimensión humanística.

Finalmente, el Dr. Marian Baqués aportó la mirada pedagógica recordando la vocación de Lorenzo Milani, escritor y pedagogo italiano quien dio su vida por la docencia.

La Gravissimum Educationis es la Declaración sobre la educación cristiana del Concilio Vaticano II, promulgada el 28 de octubre de 1965. El texto es fruto de dos miradas conciliares y conciliadas: 1) las transformaciones del mundo y sus desafíos que hacen de la educación una realidad decisiva y 2) la nueva comprensión de la vocación cristiana, en especial, la vocación de los fieles laicos que requiere un planteamiento mucho más integrador y exigente.
El Documento explicita un escenario mucho más allá de la “suplencia” para vislumbrar un entorno de colaboración responsable sobre la compleja acción educativa.