Estudiante de Relaciones Internacionales participa en una sesión de las Naciones Unidas en Ginebra
06.11.2017

El estudiante Pablo Gil González, quien cursa el tercer año de Relaciones Internacionales, ha participado en una sesión de las Naciones Unidas en Ginebra sobre el respeto de los derechos humanos por parte de las multinacionales.

La participación fue el resultado de una colaboración con la ONG Justicia y Paz (Justícia i Pau), una entidad que forma parte de una red global que trabaja para dar voz a aquellas comunidades que pueden verse afectadas por las acciones de algunas grandes empresas.

Todo comenzó, hace aproximadamente un año, cuando Pablo comenzó su viaje hacia el mundo real de las Naciones Unidas y los Derechos Humanos Internacionales. Nos dijo que el punto de partida era un póster de la ONG de Barcelona, ​​anunciando que estaban reclutando voluntarios.

A partir de entonces comenzó a colaborar con la comisión Norte-Sur de Justicia i Pau, y, hace unas semanas, tuvo la oportunidad de defender la campaña mundial en Ginebra, donde también trabajó en la creación de un tratado vinculante para las empresas transnacionales en relación con los derechos humanos.

Pasó una semana en el extranjero, poniendo en práctica todo lo que había aprendido en sus tres años de carrera y con su experiencia en el voluntariado.

Manos a la obra

El viaje a Suiza consistió en ir al Palacio de las Naciones Unidas, participar en el cabildeo para las diferentes misiones y representaciones estatales y formar parte de eventos paralelos de la sociedad civil: "La experiencia no consistió solo en defender algunos ideales, sino en organizarlos nosotros mismos para hacerlos avanzar ", dijo Pablo.

Para aquellos interesados ​​en saber, el tratado fue apoyado mayoritariamente por Sudáfrica y países latinoamericanos, mientras que la Federación Rusa y China se opusieron a él. Al mismo tiempo, la Unión Europea, México y Brasil buscaban una construcción crítica para hacer el tratado un poco más realista.

Esta oportunidad, que encontró y autofinanció, demostró a Pablo la importancia de vivir el grado. Él cree que es esencial no solo concentrarse en estudiar, sino también en aprovechar todas las oportunidades que se ofrecen a los estudiantes durante la carrera. Como él dice: "Las oportunidades no caen del cielo"; uno debe vivir y sumergirse en ellas.